Home > Nota de prensa >  Personas con discapacidad intelectual piden revisar sus sentencias de incapacitación tras entenderlas
  • La AEFT puso en marcha un proyecto que promueve la adaptación a lectura fácil de sentencias y su valoración por parte de personas con discapacidad intelectual incapacitadas judicialmente

(Madrid), 29 de diciembre de 2020.  La Asociación Española de Fundaciones Tutelares (AEFT) publica el informe de resultados de Hablamos Fácil, un proyecto promovido por la entidad estatal con el apoyo de Cooperativa Altavoz y la colaboración de Fundación “la Caixa”, a través del que personas con discapacidad intelectual o del desarrollo han podido comprender sus sentencias de incapacitación y tomar decisiones al respecto.

Este proyecto, que se vino desarrollando desde 2019, promueve una metodología de trabajo inclusiva en la que personas con discapacidad intelectual y profesionales adaptan, validan y estudian las sentencias de incapacitación. Durante los pilotajes del proyecto, en el que participaron 17 personas apoyadas por entidades tutelares, se pusieron en marcha ocho grupos de trabajo inclusivos y se adaptaron y valoraron un total de nueve sentencias.

Tras las formaciones en la metodología de trabajo, en adaptación y validación en lectura fácil aplicada a sentencias y en derechos de las personas con discapacidad, entre otras cuestiones, y después del proceso de trabajo y reflexión sobre el contenido de las sentencias y la realidad de cada persona, casi un 70% identificó vulneraciones de derechos vinculadas a la imposibilidad de tomar o participar en sus propias decisiones. De ellas, más de la mitad tomaron la decisión de iniciar procesos de revisión de sus sentencias para que se adecúen realmente a sus necesidades de apoyo.

Una de las conclusiones más destacables es que, tras la adaptación de las sentencias, muchas personas indicaron que no se les tuvo en cuenta durante el proceso de incapacitación y no se las informó del resultado, lo que imposibilitó que pudieran reclamar su sentencia. Asimismo, la mayoría desconocía el contenido de sus sentencias con las que no están de acuerdo ya que, según declaran “no se ajustan a sus necesidades de apoyo reales” e, incluso muestran “desconocimiento de la persona sobre la que se ejerce la incapacitación” con ejemplos como “diagnósticos del médico forense con trastornos que la persona no tiene”, expone el informe.

Dentro del proyecto, la AEFT ha incluido la difusión de la metodología de trabajo entre su red de entidades y va a darle seguimiento, favoreciendo que las personas con discapacidad que ya han adaptado sus sentencias y se han formado en la metodología puedan formar a otras.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*