Home > Coronavirus > Las Fundaciones Tutelares y el Centro de Escucha comparten claves para apoyar en situaciones de duelo ante la crisis del COVID-19

La Asociación Española de Fundaciones Tutelares (AEFT) ha organizado este jueves un seminario online dirigido a profesionales de las Fundaciones Tutelares, con el objetivo de dar respuesta a las dudas sobre cómo afrontar el apoyo y acompañamiento frente al duelo, pero también para obtener claves y herramientas para hacer frente a esta situación y entender cómo afecta a profesionales y entidades que prestan los apoyos a las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo. 

Este encuentro virtual, al que acudieron un centenar de profesionales de las diferentes entidades que conforman la red de Fundaciones Tutelares de la AEFT, contó con la participación de Marisa Magaña, directora del Centro de Escucha San Camilo, que tiene un recorrido de más de 20 años de atención psicológica a personas en situación de duelo. En su exposición, la experta en intervención en duelos compartió aspectos generales de lo que es un proceso de duelo y herramientas para aplicar en el ámbito de las Fundaciones Tutelares ante las situaciones de pérdida que está generando esta crisis del COVID-19. 

Magaña ofreció algunas de las claves a tener en cuenta para identificar cuándo una persona se encuentra en esta situación, “lo que hay de base es tristeza”, explicó, que se puede ir manifestando de diferentes formas, como con el llanto, el aislamiento, la rabia, el insomnio o la hiperactividad, entre otras, “todas son formas de expresión del sufrimiento y debemos validarlas y entenderlas como sanas, siempre y cuando no se llegue a extremos,” indicó. 

Además expuso algunos comportamientos que no favorecen el apoyo en procesos de duelo: “no se debe consolar con frases represivas como no llores o no digas eso, tampoco amortiguar la pena con otras personas, con frases del tipo: tienes gente que te quiere”. También añadió otras coletillas a las que en ocasiones se alude y no favorecen el apoyo, como por ejemplo demandar fortaleza, provocar resignación o recurrir a la pasividad y el aguante con frases del tipo: tienes que ser fuerte o no queda otra. 

La escucha, hablar de manera sincera y respetuosa, transmitir el apoyo de forma clara y consciente o permitir que la persona, si lo desea, relate la pérdida, son algunas de las herramientas que Magaña compartió con quienes asistieron al seminario.

Asimismo, aportó claves a tener en cuenta ante esta situación, como son la necesidad de atender y cuidar a los equipos profesionales que prestan apoyo a las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo y que, en caso de que exista una pérdida también se pueden ver afectados. En este sentido, la experta indicó la necesidad de “dar herramientas a los profesionales, porque cuando hay cierta sensación de control, el estrés disminuye (…) a esto se le suma el sentido simbólico que yo le doy a lo que hago y una tercera cuestión, contar con un equipo en el que haya un capacidad de desahogo (…). Una de las cuestiones que más está ayudando ahora mismo a los equipos sanitarios en esta maratón de trabajo es que están dando muchísimo sentido a su quehacer, a su agotamiento, a su renuncia de no estar con la familia y es el sentido de salvar una vida o ser tú esa última mano que acompaña a la persona antes de morir, esto es clave,” aseveró. 

Por último, Magaña expuso que ante esta situación de confinamiento, en especial para aquellas personas que están solas y han sufrido una pérdida, “los duelos van a cambiar, va a haber duelo en diferido, en el sentido de que es muy difícil que puedan llevar todo ese proceso, porque por mucho que lo expresen, están solos y el teléfono no es lo mismo que la presencia física. Entonces habrá muchas cosas que quedarán pospuestas para cuando todo esto pase. Lo que sí se les está indicando a estas personas es que eso no se quede sin hacer, que cuando pase este tiempo, hagan su ceremonia de despedida (…) y revivan qué han sentido y cómo lo han pasado. Es decir, se pospone en el tiempo, pero no se anula,” concluye.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*