Home > Coronavirus > La AEFT exige la toma en consideración de los profesionales de las Fundaciones Tutelares, en muchos casos el único apoyo directo para las personas con discapacidad intelectual que viven de manera independiente y no tienen una red familiar

Profesional de área social presta apoyos en domicilio. © Fundación Tutelar TAU

Madrid, 31 de marzo de 2020.- La Asociación Española de Fundaciones Tutelares (AEFT) reclama al Gobierno y a las Comunidades Autónomas que se tenga en cuenta el papel que están jugando, en la situación actual de confinamiento debido a la pandemia por coronavirus, los equipos profesionales de las Fundaciones Tutelares, un colectivo invisibilizado que actualmente son el único apoyo directo para muchas personas con discapacidad intelectual o del desarrollo que viven en sus domicilios y no cuentan con otros recursos profesionales ni con una red de apoyo familiar.

La organización estatal, que representa a 28 Fundaciones Tutelares y más de 3.000 personas con discapacidad intelectual o del desarrollo, adultas, con la capacidad modificada jurídicamente ha detectado que, tras el estallido de la pandemia por coronavirus, un 23% de las personas apoyadas por estas entidades solo cuentan con el soporte de los profesionales de atención directa de las mismas, puesto que viven de manera independiente.

En este sentido, desde la Asociación explican que son estos equipos profesionales los que prestan el apoyo a las personas, manteniendo el contacto diario vía telefónica y a través de otro tipo de aplicaciones, así como también desplazándose a sus viviendas, en caso de ser necesario, garantizando que puedan continuar con su vida diaria de manera digna y segura, ante esta situación.

Por ello, y teniendo en cuenta que estas actividades son esenciales, de acuerdo con el Real Decreto-ley 10/2020, de 29 de marzo, se pide al Gobierno y a las Comunidades Autónomas que se garantice la seguridad de los equipos profesionales con el suministro urgente de EPIs (Equipos de Protección Individual), puesto que estos también se exponen al contagio por coronavirus. También se exige que se tenga en cuenta que, en caso de no contar con estos apoyos, estas personas con discapacidad intelectual se encontrarían en una situación de clara desprotección, entendiendo que son un colectivo especialmente vulnerable ante esta situación, al no contar con otro tipo de recursos, así como tampoco con una red familiar que les pueda prestar apoyos.

Por último, la AEFT se suma a las exigencias y solicitudes de apoyo realizadas por las organizaciones y plataformas del ámbito de la discapacidad (CERMI, Plataforma del Tercer Sector, Plataforma de Acción Social, Plena inclusión, etc.) así como a las condolencias a las personas y familias más afectadas por el coronavirus, y agradece a profesionales, personas voluntarias y a toda la sociedad civil que se ha unido para superar la situación.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*