Home > Coronavirus > Historias del confinamiento: Guirnaldas de guisantes, telenovelas de narcotraficantes y David Bisbal

Abrimos Whatsapp, le damos al icono de la cámara y, al otro lado, nos encontramos con María Antonia, Biel e Inma, que nos saludan desde Sant Andreu de Llavaneres, un municipio a apenas 40 kilómetros de Barcelona.

Su relación se remonta años atrás “María Antonia y yo éramos vecinas del barrio. Cuando falleció su madre y entró en Som-Fundació (Fundación Tutelar de la red de la Asociación Española de Fundaciones Tutelares) cogimos más relación”, explica Inma, que además de ser vecina de María Antonia, también es Voluntaria Tutelar junto con su marido Biel. Además, Biel, Inma y María Antonia son voluntarios de la Hospitalidad de la Virgen de Lourdes, “vamos a Montserrat y Lourdes una vez al año y durante el año hacemos actividades con personas con discapacidad”, explica Biel.

Sin duda, el voluntariado es la piedra angular de esta relación que, durante el confinamiento, si cabe, se ha fortalecido más. Y es que por si fuera poco Nuria, hija de Biel e Inma, también es Voluntaria Tutelar, “ella es oficialmente la voluntaria de María Antonia. Biel de Isidro y yo (Inma) de Isabel. Viene a casa una vez al mes y pasa el fin de semana en familia, desde hace 10 años. También pasa con nosotros las fechas más señaladas. María Antonia trabaja en el colegio, entonces los festivos y fines de semana comemos todos juntos. También nos vamos de vacaciones juntos, hace un par de años estuvimos en el Norte de la India y el año pasado en Cantabria y País Vasco. Somos una familia ampliada”, asegura Inma.

Al principio del confinamiento los tres decidieron que querían pasarlo juntos, “me pareció estupendo, porque ellos son mi familia y estoy muy contenta. Yo vivo sola y así estamos acompañados”, explica María Antonia, a lo que Inma responde “sola, sola no, estás rodeada de fotografías de Bisbal”, ríen.

Por lo que cuentan, entre los tres se organizan muy bien “estamos en familia, aquí no hay uno más que otro, todos somos iguales, intentamos ser felices y convivir los tres lo mejor posible”, explica Biel, que además de ir a dar paseos con María Antonia y hacer las tareas de la casa, ha encontrado nuevas aficiones “he descubierto el whatsapp, antes no lo quería usar y ahora me comunico muchísimo. También he encontrado una nueva afición, escribir relatos”, cuenta.

Por su parte María Antonia e Inma se encargan de la comida y aunque la primera disfruta comiendo más que cocinando, también es buena pinche, y es que “lo que más me gusta, además de estar con ellos en el día a día, es la comida de Inma, porque como la Inma no hay nadie”, explica María Antonia.

Durante el confinamiento les ha tocado celebrar cumpleaños y fiestas tirando de ingenio “hicimos un arroz con bogavante, la copita de cava y el pastel, como cada año”, cuenta María Antonia. También disfrutaron de un Sant Jordi un poco diferente “adornamos el balcón con flores hechas a mano y con guirnaldas de pieles de guisantes y un cartel hecho con las pieles” relata Inma.

Además, han grabado vídeos para felicitar a sus amistades, han hecho gimnasia y no han perdido de vista sus ganas de colaborar “nos hemos propuesto llamar cada día a nuestras amigas que viven solas, para hacerles compañía y que lo pasen un poco mejor”, cuenta Inma. Todas estas actividades les han dejado tiempo para momentos de ocio compartidos, como por ejemplo “ver juntas la telenovela de narcotraficantes a la que nos hemos enganchado durante el confinamiento”, comenta entre risas.

Telenovelas de narcotraficantes, manualidades con guisantes y las fotografías de David Bisbal son algunas de las anécdotas que Biel, Inma y María Antonia seguro se guardan para ilustrar un episodio de sus vidas muy diferente, no solo por la situación, también por querer afrontarlo juntos, evitando la soledad y sumando momentos a esta “familia ampliada”.

Colgamos la llamada, cerramos whatsapp.

2 Comments, RSS

  • Nati

    says on:
    9 junio, 2020 a las 6:23 pm

    Genial, conosco muy bien a la família ARENAS- TRESERRAS, NÚRIA Y Ma ANTÒNIA y son un tàndem perfecto y súper divertidos y alegres.
    Muy solidàrios y despues tos en todo lo relacionado en el voluntariado, los quiero mucho son GENIALES, no hay suficientes palabras para definir-los y tienen un gran corazón.
    Atentamente Nati

  • Agustín Piqueras Escribano

    says on:
    9 junio, 2020 a las 7:06 pm

    Son una Gran Familia. Muy acogedora y muy amplia. Un fuerte abrazo para todos.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*