Home > Nota de prensa > Portavoces con discapacidad intelectual de la AEFT visibilizan situaciones de discriminación y exigen salir del “núcleo duro” de la exclusión

10 de diciembre, Día de los Derechos Humanos

  • El 47% de las personas apoyadas por las Fundaciones Tutelares está por debajo del umbral de la pobreza y un 15% no tiene ninguna ocupación
  • 1 de cada 10 personas ha sufrido situaciones de violencia o abuso

(Madrid), 10 de diciembre de 2020. Portavoces con discapacidad intelectual de la Asociación Española de Fundaciones Tutelares (AEFT) reivindican, con motivo del Día Internacional de los Derechos Humanos a través de un vídeo y dentro de la campaña #TambiénLosMíos, que la situación que viven muchas de las personas apoyadas por las Fundaciones Tutelares impiden que se garanticen sus derechos.

En este sentido, Ramón y Miguel, portavoces con discapacidad intelectual de la AEFT evidencian muchos de los factores de discriminación con los que lidian a diario las personas apoyadas por las Fundaciones Tutelares. Personas que, al no contar con una red de apoyo familiar y encontrarse, en muchos casos, en situación de desamparo han sido apoyadas por estas entidades.

Algunas de estas situaciones que evidencian la falta de acceso a derechos garantizados en la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad son, según el Estudio sobre la situación de la Tutela en España (2015-2019), que el 47 % se encuentra bajo el umbral de la pobreza; que un 76,6% viven en recursos institucionalizados, debido a la falta de recursos económicos y de escasez de otro tipo de servicios; que una de cada diez personas ha sufrido situaciones de violencia o abuso, entra las que se encuentran las mujeres que han sufrido violencia de género o que muy pocas personas tienen acceso a empleo ordinario y un 15 % no tiene ninguna ocupación, entre otras situaciones.

Por su parte, las Fundaciones Tutelares trabajan para paliar esta realidad y acompañar a las personas en la superación de los obstáculos y la creación de planes de vida según sus deseos y necesidades, habiendo obtenido, en los últimos años, un aumento en el porcentaje de personas que vive de forma independiente. Pese a los esfuerzos, la situación que viven las personas apoyadas, unida a la falta de una red familiar resulta en contextos de mayor discriminación, invisibilización y falta de acceso a entornos más inclusivos.

En este sentido, se identifica “la necesidad de generar acciones concretas desde el movimiento asociativo de la discapacidad, para visibilizar la realidad de las personas que apoyamos que, según indicó Luis Cayo, presidente del CERMI, las mantiene en el “núcleo duro de la exclusión de las personas con discapacidad”, impidiendo que disfruten de sus derechos y haciendo que se enfrenten a situaciones de discriminación que son hirientes, indignas e impropias de los tiempos en los que vivimos”, asevera Irene Yepes, directora de la AEFT.

La AEFT apoya, a través de 28 entidades y desde hace 25 años, a más de 3.500 personas con discapacidad intelectual o del desarrollo, que al no contar con una red de apoyo familiar y encontrarse en situación de vulnerabilidad, son apoyadas por Fundaciones Tutelares.

Noticias relacionadas:

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*