Home > Coronavirus > Abrazos virtuales, una iniciativa para minimizar la brecha digital de las personas apoyadas por FUTUDIS en la España vaciada

El 47% de las más de 500 personas apoyadas por FUTUDIS, entidad miembro de la Asociación Española de Fundaciones Tutelares (AEFT), residen en el medio rural, “en lugares que en muchas ocasiones no cuentan con una red de apoyos lo suficientemente amplia para atender a estas personas y donde la Fundación ha de hacer uso de un mayor ingenio y esfuerzo para poder prestar un servicio de calidad a las mismas,” explican desde la entidad castellanoleonesa.

Esta realidad se acentúa más en lugares como Segovia o León, en las que entre el 60% y el 80% de las personas apoyadas residen en el medio rural. Para salvar esta situación y prestar los apoyos adecuados, desde los equipos profesionales de FUTUDIS han planteado soluciones tecnológicas “optimizando las comunicaciones en comunidades donde la dispersión es notable y las comunicaciones por carretera no siempre son las más sencillas, especialmente en inverno en aquellos lugares más recónditos,” indican.

Sin embargo, esta solución choca de frente con la realidad de muchas de las personas que apoyan, ya que “solo el 30% tiene acceso a un dispositivo móvil, muchas no disponen de recursos económicos suficientes para adquirirlos y en 4 de cada 5 casos las personas precisan apoyos para utilizarlos con otros fines que no sean llamadas convencionales,” acentúan, evidenciando la brecha digital existente en el colectivo de personas con discapacidad intelectual o del desarrollo apoyadas por las Fundaciones Tutelares que, durante la situación generada por la crisis sanitaria COVID-19, vivieron situaciones más acentuadas de aislamiento social.

Para evitar experiencias similares, FUTUDIS ha puesto en marcha “Abrazos Virtuales“, una campaña de microdonaciones con la que pretenden recaudar dinero suficiente para adquirir dispositivos móviles que faciliten la conexión de aquellas personas que lo precisan y que “podría convertirse en un pilotaje para implementar un sistema de apoyos complementarios a los que se vienen realizando de forma tradicional, que además contribuiría a potenciar una mayor interacción social mediante una participación más accesible y también, por tanto, a la generación de redes que minimicen la sensación de aislamiento o desconexión de las personas con discapacidad intelectual que apoyamos,” explican desde la organización.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*