Home > Asociación Española de Fundaciones Tutelares (AEFT) > «Todavía hay muchas personas que asimilan la modificación de la capacidad jurídica a una completa ausencia de poder decidir sobre su vida, cuando no debiera ser así»

Sevilla, Huelva, Cádiz y Granada han sido los escenarios en los que, durante los meses de noviembre y diciembre, la Fundación Tutelar TAU, entidad adherida a la Asociación Española de Fundaciones Tutelares (AEFT), en coordinación con Plena inclusión Andalucía, impartió 4 cursos formativos sobre la modificación de la capacidad jurídica destinados a personas con discapacidad intelectual o del desarrollo. Estos cursos, que se enmarcan en el «Programa de Acción Tutelar» de TAU, están orientados a la formación y sensibilización, de cualquier colectivo de personas, en modificación de la capacidad jurídica y la tutela.

En este caso, y con el apoyo de Plena inclusión Andalucía, más de 50 personas con discapacidad intelectual o del desarrollo han participado de esta acción formativa en la que no solo han recibido información sobre cuestiones legales que les afectan directamente en el día a día, sino también respuesta a sus dudas y demandas. En este sentido, «existen muchas dudas relacionadas con el ejercicio de la tutela, especialmente tras la entrada en vigor de la Convención y los cambios que esta establece», explica el Director de la Fundación Tutelar, Israel Montes.

Muchas personas todavía asimilan la modificación de la capacidad jurídica a una completa ausencia de poder decidir sobre su vida, cuando no debiera ser así.

El derecho a decidir ha sido otro de los grandes presentes durante estas formaciones «cuando hablamos de autonomía, del derecho a tener pareja o a decidir qué quiere hacer cada uno en función a sus expectativas, algunos de los asistentes dijeron que se lo tenían que comentar a sus compañeros y compañeras para que lo supieran, ya que muchas personas todavía asimilan la modificación de la capacidad jurídica a una completa ausencia de poder decidir sobre su vida, cuando no debiera ser así», asevera Israel.

 

Estos talleres, adaptados a partir de los manuales elaborados por la AEFT en lectura fácil, favorecen la participación de los asistentes mediante dinámicas en las que se tratan aspectos relacionados con el ejercicio de sus derechos y/o valoraciones de cómo se sienten aquellas personas que ya están tuteladas. «Incitamos a la reflexión y participación directa haciendo preguntas como por ejemplo, ¿creéis que habéis perdido independencia desde que estáis tutelados? ¿vuestro tutor o tutora toma en consideración aquello que queréis hacer? ¿quién gestiona vuestros gastos?», cuenta Israel.

 

Estos cursos han sido muy bien recibidos por los participantes, que evaluaron las formaciones de manera positiva «especialmente por incidir en derechos y buenas prácticas que todas las partes implicadas deberíamos tener en cuenta», concluye Israel.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*