Home > pretutela > “Tenemos la obligación de legarles a nuestros hijos la posibilidad de una continuación de su vida cotidiana”

¿Qué pasará con mi hijo o hija cuando yo no esté? Este interrogante es el que ha impulsado la creación de las Fundaciones Tutelares, tras la modificación de 1983 del Código Civil en materia de apoyo a la capacidad jurídica, y, más adelante los servicios de Pretutela.

La Asociación Española de Fundaciones Tutelares (AEFT) define el servicio en su Modelo de Tutela como el compromiso de futuro que las Fundaciones Tutelares adquieren con las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo y consecuentemente con sus familias, para que cuando el apoyo familiar falte, la persona con discapacidad no se encuentre en una situación de desamparo, así como para que el nuevo escenario, en el que el nuevo escenario sea cercano y reconocible para la propia persona.

También se consideran pretutelas los compromisos adquiridos con personas con discapacidad intelectual o del desarrollo que se encuentran en una situación de desamparo y cuya demanda viene de entidades del movimiento asociativo, administraciones públicas o Servicios Sociales.

Para conocer este tipo de servicio y cómo influye en las familias, la AEFT habla con María y Juan, padres de Gabriel, que como otras muchas familias acudió a Som-Fundació para asegurar el futuro de su hijo.

El área de Pretutela de Som-Fundació, entidad adherida a la AEFT, contabilizó a finales de 2016, 399 expedientes, que llegaron a través de familias, entidades sociales, recursos residenciales, Servicios Sociales, Juzgados y Comisión de Tutelas. Los casos de pretutelas procedentes de familias representan el 80% del total.

 


Entrevista a María y Juan, padres de Gabriel y beneficiarios del servicio de pretutela de Som-Fundació

 

Pregunta- ¿Cómo conocieron a Som-Fundació?

Respuesta- Fuimos aconsejados por la Fundación Fupar, de donde nuestro hijo es usuario. Hace unos 15 años escuchamos a Som-Fundació hablar sobre la pretutela y la tutela en alguna conferencia allí mismo, en Fupar, que nos pareció muy interesante.

P- ¿Por qué se intersaron en el servicio de pretutela?

R- Para asegurar el futuro de nuestro hijo; cuando nosotros no le podamos ayudar, o bien cuando faltemos por ley natural.

P- ¿Qué tipo de relación mantienen con la entidad?

R- Es una relación cordial, una o dos veces al año recibimos la visita o la llamada telefónica de nuestra persona referente en la Fundación. En alguna ocasión hemos visitado las instalaciones de las nuevas oficinas en Barcelona.

P- Si tuvieran que hablarle a una familia que se enfrenta a la pregunta de ¿qué pasará con mi hijo/a cuando yo no esté? ¿Qué le dirían?

R- Que es muy necesario solucionar este problema cuando aún tenemos uso de razón y nuestro pleno conocimiento y aptitudes. Tenemos la obligación, por el cariño que tenemos a nuestros hijos, de legarles la posibilidad de una continuación de su vida cotidiana lo más normal posible.

P- ¿Consideran importante que las familias de personas con discapacidad intelectual o del desarrollo conozcan y empleen el servicio de pretutela, por qué?

R- Es una prioridad estar al corriente del servicio de pretutela. Para nosotros es importantísima toda información que podamos recibir al respecto, creo que ya lo he mencionado, hablamos del futuro de nuestro hijo.

P- ¿Qué tipo de información trasladan a la entidad? ¿Por qué es importante que la conozcan de antemano?.

R- En principio indicamos nuestra situación. Luego, dónde trabaja nuestro hijo y las actividades que hace, así como la rutina de nuestra vida. Intentamos hacerlo con la honestidad más sincera, porque entendemos que si faltamos en cualquier momento, -pues no sabemos cuándo va a ocurrir esto- nuestra actitud beneficiará y hará más rápida y menos traumática la adaptación tutelar de nuestro hijo.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.