Home > Asociación > SOM – fundació, una entidad pionera en la protección y defensa de las personas con discapacidad intelectual

som – fundació catalana tutelar Aspanias nace, al igual que el conjunto de las Fundaciones Tutelares adheridas a la Asociación Española de Fundaciones Tutelares (AEFT), con la voluntad de solventar las inquietudes de las familias que se plantean el futuro y las necesidades de sus hijos/as con discapacidad intelectual al faltar sus progenitores.

Para llevar a cabo su labor, som – fundació comenzó su actividad en el año 1987 en un pequeño despacho de alquiler en Barcelona, propiedad de la Asociación Aspanias.  Dos años más tarde logran establecer su sede social en un piso cedido por Fundación ONCE.

Durante sus primeros años, la tarea principal de la Fundación consistió en informar a las familias sobre la manera de prever el futuro de sus hijos/as o familiares con discapacidad intelectual o del desarrollo. Con ello, se comienza a afianzar la confianza de los familiares con la Entidad y en 1992 ésta asume las primeras tutelas.

Así, diez años después de la constitución de som – fundació, se alcanza la cifra de 37 tutelas. En el año 2005, cuando se celebraba el 18 aniversario de la Entidad, se prestaban apoyos a 276 personas con discapacidad intelectual y, en septiembre de 2015, a un total de 538.

Crecimiento cuantitativo y cualitativo

El incremento en el número de tutelas y curatelas ha sido acompañado a lo largo de los años con un incremento en el número de profesionales que trabajan en la Entidad. Así como también en la ampliación de las propias instalaciones e infraestructuras de la Organización.

El notable crecimiento de som – fundació llevó a que en 2003 la entidad inaugurase las nuevas oficinas.

Por otro lado, durante todo este tiempo la Organización ha desarrollado un modelo organizativo que está sirviendo como base para otras entidades tutelares. Un ejemplo de ello es la instauración de la figura del “Padrino Tutelar” (actual Voluntario Tutelar), presente en som – fundació desde sus inicios. Estas personas voluntarias aportan un valor añadido a la tarea profesional que se lleva a cabo desde la Fundación Tutelar, dando a la persona con discapacidad intelectual un plus de afecto.

Durante sus primero años, som – fundació contaba con 5 “Padrinos Tutelares”, en el año 2005 eran 28;  y actualmente son 68 personas voluntarias. A éste grupo, se suma además la labor desinteresada de otras 3 personas que ofrecen su apoyo a la Entidad colaborando en diversos proyectos.

Además de la Figura del Voluntario/a Tutelar, som – fundació también destaca por ser innovadora en otros aspectos. Entre ellos, por ser la primera entidad tutelar que, queriendo proporcionar una mayor calidad de servicio con una gestión sostenible, instauró en 1999 la figura del auxiliar de tutela. Así como también por haber exportado su modelo de defensa de derechos y atención a las personas con discapacidad intelectual en la Unión Europea; compartiéndolo con otros países: en 1996 en Milán (Italia); y en 2004 en Alemania, Reino Unido, Holanda y Suecia mediante el programa Steps.

En la actualidad, som – fundació  es miembro de Inclusion Europe y tiene como referencia la Convención de los derechos de las personas con discapacidad en la defensa y el apoyo de las personas a las que atiende.

Otras buenas prácticas

Otras buenas prácticas que se reflejan en los proyectos más relevantes que som – fundació ha implementado con el fin de mejorar la calidad de vida de las personas para las que trabaja son:

  • Proyecto de Vida Independiente, mediante el cual se ha conseguido, hasta el momento, facilitar el apoyo y la ayuda necesaria a más de un 30% de las personas a las que atendemos para que vivan de forma independiente en el propio domicilio. Este proyecto contribuye al desarrollo de la persona en las actividades de la vida diaria y fomenta su autonomía personal como medio de pleno desarrollo y bienestar personal.
  • Recuperación del derecho al sufragio. Para ello la Entidad destina los recursos necesarios para intentar recuperar el derecho a sufragio de las personas que así lo han solicitado previamente a través de su referente social. En esta línea, el gabinete jurídico de som – fundació ha conseguido recientemente que tres personas tuteladas por la Fundación recuperen su derecho a voto y continúa trabajando para lograr el mismo éxito con otros cinco procedimientos.
  • TOPSIDE – “Compañeros de Apoyo”, proyecto que nace con el objetivo de crear un grupo de compañeros preparados para recibir de una manera asertiva a los nuevos tutelados que lleguen a la Fundación por primera vez, así como también a todos aquellos que ya forman parte de la entidad y que puedan necesitar solventar las dudas o dificultades con las que se encuentren en su día a día.
  • Espacio de Reflexión Ética en Servicios Sociales. Se trata de un órgano consultivo no vinculante encargado de reflexionar y dar respuesta sobre aquellas cuestiones éticas que pueden afectar las personas tuteladas y pretutelas a las que atiende la Entidad; así como al equipo de profesionales, voluntarios/as o cualquier persona o familia vinculada a la Fundación.  En estos momentos, som – fundació está ultimando los detalles para poder llevar a cabo la difusión del proyecto con el fin de poder tratar los primeros casos.

Personas relevantes para el crecimiento de la Entidad

Los logros obtenidos por som – fundació durante su largo recorrido, en pro de los derechos de las personas con discapacidad intelectual, son fruto del esfuerzo y el trabajo de un gran número de personas. Entre ellas, destacan figuras como las de Pasqual Balaña Crespo, primer presidente de som – fundació (actual presidente de honor) y Josep Tresserras Basela, director gerente desde el inicio de la Entidad, miembro de la Junta Directiva de la AEFT y quien ha contribuido a implementar el Modelo de Tutela que se promueve desde la Asociación.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*