Home > Asociación > Más de 800 personas con discapacidad intelectual se benefician en 2015 del programa «Apoyo a la Vida Independiente» de las Fundaciones asociadas a la AEFT

Según los últimos datos obtenidos por la Asociación Española de Fundaciones Tutelares (AEFT) mediante el “Estudio sobre la situación de la tutela de las personas adultas con discapacidad intelectual en España. Servicios de apoyo al ejercicio de la capacidad jurídica” (noviembre 2015) –realizado con la colaboración del Real Patronato sobre Discapacidad y Plena inclusión–, de un muestreo de 2.052 personas apoyadas por las Fundaciones Tutelares, 392 personas viven en domicilio (19%) y 446 personas viven en un piso tutelado o supervisado (22%).

Con el fin de atender las necesidades de estas personas y ofrecer las herramientas adecuadas para mejorar su calidad de vida, desde las Fundaciones Tutelares se prestan y se coordinan una serie de apoyos. Entre los distintos programas que desarrollan las Entidades, destaca en este ámbito el Programa “Apoyo a la Vida Independiente”; basado en la formación y entrenamiento sobre habilidades adaptativas para que cada persona adquiera las capacidades que precise, para vivir con más autonomía e independencia y crear así en la sociedad una visión normalizada de las personas con discapacidad intelectual.

De este modo, el Programa “Apoyo a la Vida Independiente” –que se desarrolla en parte  a la financiación que recibe la AEFT y las Fundaciones Tutelares del IRPF– está destinado a que las personas con discapacidad intelectual que viven solas, o están próximas a hacerlo, puedan adquirir los hábitos necesarios para desenvolverse de manera autónoma. El objetivo final es, por lo tanto, fomentar la independencia y la autonomía de la persona para avanzar en su calidad de vida.

Mediante el Programa «Apoyo a la Vida independiente» en 2015, 145 personas se beneficiaron directamente del importe concedido por el Ministerio de Sanidad, Servicio Sociales e Igualdad. En 2016, se prevé un aumento hasta 244 personas apoyadas por las siguientes Entidades adheridas a la AEFT: Fundación Tutelar FUTURIOJA, SOM fundació catalana tutelar Aspanias, Fundación Tutelar Canaria SONSOLES SORIANO, Fundación Tutelar TAU, Fundación Tutelar FUTUDÍS Y Fundación Tutelar FUTUMAD.

Las principales fases del Programa “Apoyo a la Vida Independiente” son:

  1. Identificación de las necesidades, problemáticas, interés y expectativas de las personas con discapacidad intelectual.
  2. Elaboración del Plan Individual de Apoyos para la vida independiente.
  3. Intervención individualizada con la persona para proporcionar la ayuda material y el apoyo emocional necesario.

Pepi, un ejemplo de los beneficios del Programa “Apoyo a la Vida Independiente”

Un ejemplo de las más de 800 personas que viven de manera Pepi - PDID Sonsoles Sorianoindependiente gracias al acompañamiento de las Entidades Tutelares de la AEFT es José Flebes; una persona apoyada desde el año 2006 por la Fundación Tutelar Canaria Sonsoles Soriano Burgnion.

Pepi –así es como le llama su entorno más cercano– es un joven de 37 años que, gracias a su evolución personal y al asesoramiento de la Entidad, ha logrado realizar su deseo de vivir de manera autónoma en un piso propio.

No obstante, cabe recordar que hasta llegar al punto actual en el que Pepi se encuentra, existe un trabajo y esfuerzo previo; tanto por parte de él, como por parte de la propia Fundación Tutelar. Desde que en el año 2005 el Juez dictase la sentencia de modificación de la capacidad jurídica de Pepi y pasase a formar parte de la Entidad, se ha trabajado para poder avanzar en su vida cotidiana.

Gracias a esta labor de acompañamiento, en septiembre del año 2010 Pepi deja el domicilio familiar –donde residía con su madre y sus hermanos– para vivir con su pareja de manera independiente en un domicilio propio. Y, aunque en un principio ambos recibían de manera asidua la visita de varias Referentes de Tutela, tras un acompañamiento inicial y haber adquirido determinadas pautas, ahora únicamente cuentan con un apoyo puntual para poder realizar ciertas tareas o resolver situaciones de mayor dificultad. Así, la Fundación supervisa que todo esté en orden y presta apoyo frente a posibles carencias.

“Al principio la Fundación me daba pautas básicas del día a día. Qué cosas comprar, cómo cocinar, cómo organizarme después del trabajo…”. “Ahora soy capaz de hacer cosas que antes no sabía, como mantener la casa limpia, ir a comprar o ir al médico de cabecera yo solo. Y todo, sin el apoyo continuo de la Fundación Tutelar. Mi vida es mucho mejor ahora”, asegura con orgullo Pepi cuando habla sobre su evolución.

Propuestas de futuro y metas a alcanzar
Con la vista puesta en el mañana, Pepi quiere seguir avanzando en su puesto de trabajo y está inmerso en varios proyectos que desarrollan en la Entidad.

“Me gustaría seguir mejorando como persona y en mi trabajo. Ahora trabajo como personal de mantenimiento en un centro comercial de Tenerife. También colaboro con el grupo de autogestores en temas de política o recuperación del derecho al voto” afirma Pepi.

Para que los deseos de Pepi puedan hacerse realidad, desde Sonsoles Soriano –al igual que hacen el resto de Fundaciones Tutelares asociadas–  se seguirá prestando de manera adecuada el Servicio de Apoyo a la Vida Independiente mediante el desarrollo de un Plan de Vida Personal ajustado sus necesidad y bajo los parámetros que marcan el Modelo de Tutela de la AEFT y la Convención.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*