Home > AEFT > La Asociación Española de Fundaciones Tutelares publica una infografía sobre el perfil de las personas apoyadas por las Fundaciones Tutelares

La Asociación Española de Fundaciones Tutelares publica una infografía que aborda las principales conclusiones sobre el perfil de las personas apoyadas por las Fundaciones Tutelares. Los datos han sido extraídos del Estudio sobre la situación de la tutela de las personas adultas con discapacidad intelectual en España. Servicios de apoyo al ejercicio de la capacidad jurídica”:

1. Se viene produciendo en los últimos 17 años un progresivo crecimiento en la asunción de personas bajo apoyo tutelar por parte de las Entidades Tutelares de la AEFT, pero con una ralentización significativa de este ritmo de crecimiento en los últimos 5 años, vinculado al déficit e inestabilidad de los recursos económicos para financiar este crecimiento, así como a las dificultades para acceder a otras fuentes de financiación:

· En los últimos 17 años se ha producido un crecimiento del 653 % en el número de personas bajo apoyo tutelar asumidas: se ha pasado de 343 a 2.239 personas bajo apoyo tutelar de las Entidades Tutelares de la AEFT entre 1998 y 2014.

· De un crecimiento interanual medio entre 1.998 y 2.014 del 13% se ha pasado al 7% entre 2.010 y 2.015, evidenciando que las Fundaciones Tutelares cada vez apoyan a más personas pero que existe una ralentización en el ritmo de crecimiento en la asunción de cargos.

· Desde las Entidades Tutelares se vincula el estancamiento o la ralentización en el crecimiento en la incorporación de nuevas personas bajo apoyo tutelar asumidas, a las dificultades que genera el déficit e inestabilidad de los recursos económicos para financiar su actividad.

· La financiación pública de las Entidades Tutelares para el desarrollo de sus actuaciones se viene manteniendo entre 2010 y 2015 en el 57 % del total de ingresos (si bien en el 2013 se redujo hasta el 52%).

· Se ha reducido significativamente la financiación de obras sociales de entidades financieras o similares (del 13 % en 2010 al 5 % en 2015).

· También se ha reducido la financiación a través de donativos y herencias del 10 % en 2010 al 9 % en 2015.

· Relacionando la evolución de los ingresos y gastos con la evolución interanual de las personas que son apoyadas por las entidades tutelares de la muestra, observamos que los ingresos y los gastos crecen de media un 2 % mientras que las personas apoyadas aumentan a un ritmo de un 6 %.

2. La evolución en el crecimiento en la asunción de personas bajo apoyo tutelar apunta hacia una tendencia de crecimiento de la demanda y necesidad de los servicios de apoyo tutelar que prestan las Entidades Tutelares de la AEFT.

· También a un nivel cualitativo se constata que, en muchos casos, la asunción de nuevas personas bajo apoyo tutelar está relacionada con la situación de fallecimiento de los padres/madres de la persona con discapacidad intelectual, o como consecuencia de la dificultad progresiva y riesgo de claudicación de estas familias –en un proceso de “doble envejecimiento” de las personas con discapacidad intelectual y, en paralelo, el de las propias familias– en el ejercicio directo del apoyo tutelar.

3. En la evolución del perfil de las personas bajo apoyo tutelar se observan factores y características que comportan, en general, dificultades o mayor complejidad en el ejercicio del apoyo tutelar: se ha producido un importante incremento de personas que presentan patologías, limitaciones o trastornos asociados a la discapacidad intelectual. Además, un alto porcentaje de personas cuenta con escasos recursos y se sitúan o están muy próximas al umbral de la pobreza y también hay un aumento del número de personas que viven de forma más autónoma:

· Se ha producido un incremento en el grupo de personas con edades comprendidas entre 40 y 65 años entre 2.006 y 2.015: en 2.006 el 50% de las personas tenía entre 18 y 39 años y en 2.015 este porcentaje es del 34%. Las personas entre 40 y 65 años representan en 2.015 el 54% (en 2.006 este porcentaje era del 40 %).

· También se observa un incremento significativo entre 2.006 y 2.015 de las personas que personas que presentan patologías, limitaciones o trastornos asociados a la discapacidad intelectual: de hecho se ha reducido del 71 % al 44 % el porcentaje de personas con discapacidad intelectual sin otras patologías o diagnósticos.

· Un importante número de personas bajo apoyo tutelar están dentro o muy próximas al umbral de la pobreza: en 2.015 un 80% tienen ingresos anuales inferiores a 15.000 euros anuales. Además el 53 % tiene ingresos de entre 5.001 € y 10.000 €.

· También es destacable el porcentaje de personas que viven de forma más autónoma, habiendo incrementado entre 2.006 y 2.015 del 14 % al 18 % el porcentaje de quienes viven en el domicilio. También hay un porcentaje relevante (22 %) de personas que viven en piso tutelado o supervisado.

  icon-download Descargar la infografía

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*