Home > Asociación > 20 Aniversario > FUTURIOJA, única Fundación Tutelar especializada en la tutela de personas con discapacidad intelectual en La Rioja

El apoyo tutelar profesional y específico a las personas con discapacidad intelectual es el elemento diferenciador de la Fundación Tutelar Riojana Pro Personas con Discapacidad Intelectual y/o del Desarrollo (FUTURIOJA). Única entidad de la Comunidad Autónoma especializada en prestar apoyos tutelares a personas adultas con discapacidad intelectual que surge en 1998 con el fin de dar respuesta a la inquietud de los progenitores ante la pregunta: “¿Quién se ocupará de nuestro/a hijo/a cuando nosotros/as no estemos?».

Desde su creación hace 17 años –impulsada por varias asociaciones miembro de FEAPS y de FEAPS La Rioja– esta entidad tutelar ha trabajado de manera constante en la protección y defensa de los derechos de las personas con discapacidad intelectual. Todo ello, con una Misión clara y definida: “mejorar su calidad de vida y la de sus familias”.

En la actualidad, FUTURIOJA asume el ejercicio de 10 tutelas y 8 curatelas y ofrece atención directa de información y asesoramiento a familiares y profesionales sobre el ámbito de la tutela.

El crecimiento de la Fundación riojana es un reflejo de dos importantes factores: por un lado, la necesidad social –cada vez son más las personas con discapacidad intelectual que se encuentran sin el amparo de un entorno familiar que les apoye– y por otro, la decisión de una autoridad pública –las personas atendidas por la Fundación siempre son encomendadas mediante Sentencia Judicial–.

Así, FUTURIOJA da respuesta a esta situación materializando los apoyos a las personas, de acuerdo con los criterios de calidad de FEAPS y en línea al Modelo de Tutela de la Asociación Española de Fundaciones Tutelares (AEFT). Promoviendo acciones y servicios acordes al adecuado desempeño y cumplimiento de su Misión.

El apoyo tutelar, siempre en el beneficio de la persona

FUTURIOJA, al igual que el resto de las Fundaciones Tutelares asociadas a la AEFT, es un instrumento jurídico de apoyo –más o menos intenso, en función de las capacidades del interesado– en el ejercicio de los derechos y obligaciones, en la toma de decisiones, en la defensa de los intereses y en la protección de las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo que lo necesiten.

FOTO TUTELADOS DE CAPDP

Por lo tanto, desde la Fundación se concibe el “Servicio de tutela” como un apoyo a la autonomía de las personas con discapacidad intelectual cuya capacidad haya sido modificada y no tengan en su entorno una persona física adecuada para prestar estos apoyos. Estas personas, pese a haber cumplido la mayoría de edad, precisan protección y apoyo en la toma de decisiones para garantizar su bienestar y el logro de su proyecto de calidad de vida, así como para ejercer sus derechos y cumplir con sus obligaciones como el resto de los ciudadanos.

La tutela se debe considerar como un apoyo más a la autonomía de la persona, pero que debe prestarse solamente cuando sea necesario y en aquellas áreas que sean estrictamente indispensables –y siempre bajo dictamen del Juez–.

Protección y previsión de futuro
El apoyo realizado por las Fundaciones Tutelares es una alternativa al apoyo que pueden ofrecer los familiares, mediante el ejercicio de la tutela de una forma profesionalizada, cuando estos no pueden o no son considerados idóneos por el Juez.

La mejor situación para la persona con discapacidad intelectual es que sea el entorno familiar quien preste los apoyos que ésta precisa. Por ello, desde FUTURIOJA se incide especialmente en el ofrecimiento de información y asesoramiento a los familiares de la persona en previsión de su futuro. Resolviendo todas las dudas que contemplen al respecto en el proceso de modificación de la capacidad o el desempeño adecuado de las funciones tutelares.

FUTURIOJA está a disposición de la familia para ayudarla a diseñar y llevar a término el proyecto de vida y el plan de futuro de su familiar; teniendo siempre en cuenta los deseos y las preferencias de la persona con discapacidad intelectual.

Una labor que es posible gracias al esfuerzo conjunto
La labor realizada por la Fundación Tutelar FUTURIOJA no sería posible, además de por el trabajo profesionalizado de la única profesional con la que cuenta la Entidad, sin la colaboración de personas y organizaciones que han apoyado a lo largo de los años a FUTURIOJA de manera incondicional y desinteresada. Convirtiéndose en pilares base para la Fundación que han logrado sostenerla en los momentos más económicos adversos.

El apoyo del Club Riojano de Barakaldo, la lucha continua de su Patronato en la defensa de los derechos de las personas con discapacidad intelectual o la colaboración diaria de FEAPS La Rioja, son algunos de los ejemplos.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*