Home > Asociación > 20 Aniversario > Fundación Tutelar AMADIP · ESMENT, treinta años de compromiso junto con las personas con discapacidad intelectual en Mallorca

Tras la reforma del Código Civil de 1983 en materia de tutela –mediante la que se permite por primera vez en nuestro país que las personas jurídicas presten apoyos tutelares a las personas físicas– comienzan a surgir en España numerosas entidades para atender las necesidades de las personas con discapacidad intelectual con la capacidad jurídica modificada.

De manera previsora y respaldada por las asociaciones a las que pertenecían, gran parte de estas entidades fueron promovidas por los propios padres y madres de las personas con discapacidad intelectual. Con ello, daban respuesta a la tradicional pregunta: “¿Qué será de nuestro hijo/a cuando nosotros/as faltemos?”

Un ejemplo de esta situación fue la Fundación Tutelar AMADIP · ESMENT. Organización que nace en el año 1986 en Palma de Mallorca y cuya Misión es, desde hace 30 años, proteger y garantizar los derechos de las personas con discapacidad intelectual con la capacidad jurídica modificada; ofreciendo los apoyos necesarios para su integración social y la mejora de su calidad de vida.

En la actualidad, el largo recorrido de la Fundación mallorquina se traduce, tras tres décadas de trabajo con y para las personas con discapacidad intelectual, en la atención directa de 59 personas tuteladas, 25 curateladas y 15 pretutelas activas. Todo ello gracias al apoyo desinteresado de 57 Voluntarios y Voluntarias Tutelares, el trabajo de 4 profesionales y la colaboración experta de 10 patronos y patronas.

Una tutela cercana y profesional gracias a un Patronato comprometido

Uno de los rasgos definitorios y distintivos de la Fundación Tutelar AMADIP · ESMENT es el compromiso de su Patronato. Desde su creación, y hasta la actualidad, la Entidad cuenta con el apoyo fiel de las mismas personas en los cargos con máxima responsabilidad dentro de la Organización. Tanto su presidenta Montserrat Fuster, como algunos de los miembros del Patronato –Miguel Ángel Benito, Rafael Company, Enric Benito, Juan Mesquida y Fernando Rey– llevan tres décadas acompañando a la Fundación Tutelar de manera incondicional y desinteresada.

Una tarea que realizan de manera conjunta con la incorporación paulatina de nuevos miembros; como Teresa Segúi, Ángeles Cabeza, Jerónima Amengual, Silvia Grafenhain, Victor Alonso-Cuevillas y M. Pueyo Pons –en sustitución de José Francisco López, anterior secretario de la Fundación, tras jubilarse éste–.

El fiel Patronato de la Fundación Tutelar AMADIP · ESMENT se caracteriza también por llevar a cabo un seguimiento cercano y continuo de cada una de las personas a las que la Entidad presta apoyo. Esta labor se realiza gracias a reuniones semanales (realizadas de manera junta entre los profesionales de la Fundación y varios patronos/as) en las que se comparte y se conoce de primera mano la situación de las personas atendidas.

Con ello, la Entidad tiene la capacidad de dar respuesta rápida a aquellas situaciones en la que es necesaria la valoración del Patronato; sin tener que esperar a reuniones más formales.

En caso de tener que tomar acciones urgentes en beneficio de las personas con discapacidad intelectual apoyadas, en la Fundación Tutelar AMADIP · ESMENT no es imprescindible esperar a que se reúna el Patronato en su totalidad. Esto se debe a que se ha llegado a un acuerdo en el que la Comisión designada tiene la capacidad de tomar decisiones inminentes que serán validadas con posterioridad en la reunión trimestral del Patronato.

Tres décadas de trabajo

Entre las personas con mayor relevancia para la Fundación Tutelar, sin duda cabe destacar la labor de su presidenta. Montserrat Fuster Cabrer, junto con varios miembros del Patronato, lleva desde 1986 luchando por la defensa de los derechos e intereses de las personas con discapacidad intelectual.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*