Home > AEFT > Historias del 26-J: Ángel, un voto por la inclusión

Apenas en seis meses hemos podido asistir a dos elecciones y hemos sabido que el número de personas privadas del derecho al voto pasaba de 80.000 a más de 96.000. La diferencia entre ese 20-D y este 26-J es que Ángel, una persona apoyada por la Fundación Tutelar FUTUCAM -entidad adherida a la Asociación Española de Fundaciones Tutelares (AEFT)-, ha podido votar a sus 45 años.

Ángel es una persona que siempre ha mostrado gran interés por la vida política y pública y a efectos de promover el artículo 29 de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (ONU 2006) la Fundación Tutelar FUTUCAM apoyó a Ángel para recuperar su derecho al voto, el cual le fue privado cuando se modificó su capacidad jurídica.

En abril de 2015 demostró ante el médico forense que «conoce perfectamente los principales partidos políticos, los candidatos, así como su ideología política» explican desde la Fundación Tutelar FUTUCAM que continúa relatando y cómo en octubre de 2015 en el juicio se reconoció la capacidad de Ángel para ejercer su derecho a voto: «le acompañaron su referente de tutela y el asesor jurídico de la Fundación. En la vista le plantearon varias preguntas y en este caso valoraron que Ángel cuenta con capacidad suficiente para poder votar».

La de Ángel es una de esas historias amables que termina con la conquista del derecho a voto, pero hay otras muchas que todavía siguen luchando por recuperar este derecho, por ese motivo desde la AEFT se reivindica que:

  • Entendemos que existe una expresa vulneración de lo establecido en los artículos 29 y 5 de la Convención, e incluso de la Declaración de los Derechos Humanos y la Constitución Española en muchos casos de eliminación de derecho al voto.
  • Los Procesos de Modificación de la Capacidad no han tenido en cuenta la plena capacidad de las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo para ejercer este derecho fundamental que es inherente a la plena ciudadanía.
  • La Asociación Española de Fundaciones Tutelares –en representación de sus 25 Fundaciones Tutelares asociadas– denuncia la vulneración de los derechos de las personas con discapacidad intelectual.
  • La Asociación Española de Fundaciones Tutelares reivindica que todas las personas, y en consecuencia las personas con discapacidad intelectual, tienen derecho de voto. Entendiendo, por lo tanto, que sólo en aquellos casos en los que se haya probado explícitamente la falta real de capacidad de ejercicio de tal derecho en sentencia judicial podrá admitirse que, efectivamente, la persona en cuestión no pueda ejercitarlo.
  • El reconocimiento de las personas con discapacidad intelectual como ciudadanos de pleno derecho y su inclusión en una sociedad más justa y solidaria.
  • La Asociación promueve/incita a sus Fundaciones Tutelares a que inicien los trámites oportunos para la revisión de las sentencias de modificación de la capacidad de las personas a las que prestan apoyos con la finalidad de que se revise su capacidad real para ejercer el derecho de voto.

2 Comments, RSS

  • ricardo

    says on:
    28 junio, 2016 a las 6:39 am

    Historia muy interesante. Os animo a compartirla en las redes para visibilizar estas situaciones.
    Buen trabajo.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*